MORELIA, Mich., 16 de febrero de 2016.-  Una vez más el papa Francisco rompió el protocolo, esta vez en el encuentro con jóvenes que se desarrolla en el estadio Morelos, caminó hacia una niña, misma que lo abrazó ante la mirada de miles de michoacanos.

Este hecho se ha viralizado en redes sociales, debido a que en el protocolo las personas se deben mantener atrás de las vallas y del personal de seguridad del Sumo Pontífice, sin embargo, éste dejó que la niña se acercara y ella con toda la inocencia y felicidad lo abrazó.

Como ya se volvió costumbre, el Papa ha roto protocolos, ello en pos de tener mayor cercanía con las personas que acuden a los encuentros con él, otra muestra fue durante su reunión con niños en la Catedral de Morelia, lugar donde también dejó atrás las costumbres y fue a saludar a los infantes que se encontraban en el lugar.