CIUDAD DE MÉXICO, 26 de febrero de 2016.- La sanación de dos niños en el Hospital Infantil de México Federico Gómez, obligó al cambio de logística en la visita del Papa a ese nosocomio ubicado en la Ciudad de México.

De acuerdo con el Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México (Siame), el Obispo Jorge Estrada explicó a Desde la fe que dos niños fueron dados de alta durante la visita de Su Santidad, lo cual no estaba previsto.

Recordó que el pasado 14 de febrero, el Papa Francisco visitó a niños enfermos de cáncer en el hospital, donde tuvo la oportunidad de tocar, junto con dos niños, una campana en señal de que ambos habían superado una crisis producto de su enfermedad.

Estrada Solórzano explicó que antes de la llegada del Papa a México se hablaba de la posibilidad de que un niño fuera dado de alta; sin embargo, estando presente el Santo Padre en el nosocomio, las autoridades del mismo dieron aviso de que dos pequeños saldrían ese día del hospital.

Más información en Quadratín México