CIUDAD DE MÉXICO, 16 de febrero de 2016.- En el penúltimo día de actividades de su primer visita pastoral a México, el Papa Francisco partió en el vehículo cerrado de la Nunciatura Apostólica con rumbo a la al aeropuerto internacional Benito Juárez, donde está a punto de viajar en avión a la capital del estado de Michoacán, donde desde lo esperan cientos de fieles feligreses que pernoctaron en las calles para verlo pasar, aunque sea por unos segundos.

Un convoy de elementos de la Gendarmería y la Secretaría de Seguridad Pública capitalina partieron salieron puntual del aposento (7:14 horas) en una fría mañana en la capital del país y llegó al Hangar Presidencial a las 7:37 donde abordó inmediatamente para despegar 13 minutos después.

A su llegada al Aeropuerto Internacional General Francisco J. Mujica, 35 minutos después de vuelo, será recibido por el gobernador Silvano Aureoles Conejo y autoridades estatales.

Más información en Quadratín México