CIUDAD DE MÉXICO, 16 de febrero de 2016.-  El papa Francisco ingresó a la Catedral de Morelia. Entre porras vivas, vitores, fue recibido el Sumo Pontífice, según publica el diario Excélsior.

Tras el protocolo, Francisco dirigió sus pasos a donde se encontraba un grupo de niños con discapacidades que llegaron a la Catedral de Morelia, Michoacán, desde temprana hora.

“Le voy a pedir a Jesús que los haga crecer con mucho amor, para ser cristianos en serio, para cumplir el mandamiento que Jesús nos dio”.

Atentos los pequeños atendieron la petición del Vicario de Cristo y la reiteración en el mensaje:

“Amar a Dios como Jesús lo amó y amar al prójimo como Jesús lo amo”.

Información en Excélsior.