MORELIA, Mich., 16 de febrero de 2016.- Entre aplausos, porras y gritos de ¡Se ve, se siente, el Papa está presente!, cientos de niños despidieron al Sumo Pontífice en la Catedral de Morelia, donde les dirigió un mensaje y les pidió no dejarse pisotear por nadie.

El Papa Francisco se encontró con 600 jóvenes de entre nueve y doce años, quienes le cantaron y le pidieron su bendición.

“¡Queremos que el Papa nos de la bendición!”, coreaban los pequeños reunidos en el templo donde también asistió un grupo de infantes con alguna discapacidad. Al salir, integrantes del famoso Coro de los Niños Cantores de Mo

Información en Quadratín México