MORELIA, Mich., 16 de febrero de 2016.- Luego de una larga gira en la capital de Michoacán, entre aplausos y gritos, el papa Francisco abordó el avión que lo llevará a la Ciudad de México, en donde pernoctará por última vez en esta visita a México.

En el hangar del Aeropuerto Internacional de Morelia, fue despedido con el espectáculo cultural Kurinchekua, muestra representativa de la cultura purépecha.

Tras este evento, el Sumo Pontífice abordó el avión que volará en aproximadamente 50 minutos hasta la Ciudad de México, lugar donde aguarda ya un vehículo y el dispositivo de seguridad correspondiente para trasladarlo a la Nunciatura Apostólico, en donde ha descansado desde la noche del viernes.

No se descarta que como lo ha hecho las noches pasadas, antes de retirarse a dormir, el Obispo de Roma pudiera convivir con las personas que acuden a este lugar para poder recibir su bendición.