CIUDAD DE MÉXICO, 14 de febrero de 2016.- En un papamóvil cerrado, el Papa Francisco salió del Hospital Infantil de México Federico Gómez hacia la Nunciatura Apostólica, donde pasará su tercera noche en México.

Luego de convivir con niños enfermos del nosocomio ubicado en la colonia Doctores, en la delegación Cuauhtémoc, el Sumo Pontífice abordó el Fiat alrededor de las 18:13 horas para culminar así el segundo día de actividades en el país.

Desde el papamóvil a 40 kilómetros por hora, el Papa Francisco saludó nuevamente a las personas que lo esperaban a lo largo del trayecto por donde pasaría.

Información en Quadratín México.