MORELIA, Mich., 17 de febrero de 2016.- Doscientos cincuenta niños beneficiarios del Programa Nacional de Prevención de la Secretaría de Gobernación y miembros del Coro y Orquesta Monumental Voces por Michoacán tuvieron oportunidad de cantarle el martes al papa Francisco la canción Quiero Verte Sonreír, que ellos mismos compusieron.

“Buena tarde, nosotros somos el Coro Monumental de Morelia; llevamos alrededor de tres años cantando. El Coro es muy versátil. Aparte de cantar también componemos. A través de clases de composición le hicimos una canción, con mucho cariño y mucha pasión. Y queremos dedicarle a usted esta canción, con mucho cariño”, expresó una de las integrantes del Coro antes de cantar.

Al término de la canción, en lo que fue un breve pero muy emotivo encuentro para los niños, el Papa se aproximó para tomarse unas fotografías y aprovechó para decirles: “Los felicito. Los felicito en serio. El arte, el deporte, ensanchan el alma y hacen crecer bien, con aire fresco y no aplastan la vida. Sigan siendo creativos, sigan así, buscando la belleza, las cosas lindas, las cosas que duran siempre y nunca se dejen pisotear por nadie. ¿Está claro?”, y los niños respondieron al unísono, con un “¡Sí!”.

El proyecto del Coro y Orquesta Monumental Voces por Michoacán considera la cultura como un instrumento indispensable para brindar a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes alternativas de esparcimiento y aprendizaje a través de las cuales se construyen habilidades para la vida que son de gran utilidad para hacer frente a los retos que se les presenten.

El Coro ofrece a sus integrantes y sus familias un proceso de transformación conductual y de atención psicosocial a través del canto, la formación coral y el aprendizaje pedagógico. También busca desarrollar la sensibilidad de sus integrantes para fortalecer sus factores de protección ante la violencia en la familia, la escuela, enfrentar las adicciones y los problemas de aprendizaje, entro otros.

Algunas de las niñas y niños del Coro de Michoacán provienen de las casas hogar Vivan las Niñas y Vivan los niños, que cuentan con el apoyo del DIF estatal y de la iniciativa privada, y que brindan atención psicosocial a diversos infantes.

Más del 70 por ciento de los niños y jóvenes del Coro han mejorado su desempeño académico, su integración familiar, además de mejorar la relación con sus compañeros de escuela y –los que presentaban problemas de adicciones, han dejado el consumo de tabaco, alcohol y otras sustancias.