CIUDAD JUÁREZ, Chih., 17 de febrero de 2016.- Francisco llamó a los patrones y empresarios mexicanos al diálogo, la confrontación y el encuentro con los trabajadores para dignificar el trabajo en México.

El argentino advirtió que el desempleo, la falta de trabajo bien remunerado y oportunidades para los jóvenes integran el caldo de cultivo ideal para abandonarlos a su suerte y volverlos vulnerables ante el crimen organizado.

“¿Qué futuro queremos dejarle a nuestros hijos y a los hijos de nuestros semejantes? Pensemos en los hijos de los otros”, sugirió a los empresarios presentes. Recordó que el mundo laboral se ve inmerso en la explotación, el acoso y el tráfico esclavo

Leer más en Quadratín México.