CIUDAD DE MÉXICO, 19 de febrero de 2016.- Hubo una instrucción de Los Pinos para que un grupo de elementos del Estado Mayor Presidencial viajara a Roma antes de la visita del papa Francisco a México.

El jefe del EMP, el general Roberto Miranda, seleccionó al personal de su mayor confianza para que se familiarizara con las actividades papales y la forma en que el jerarca católico interactúa con la gente, según publica el diario El Universal.

La idea es que los escoltas estuvieran listos para acompañar a Bergoglio en sus visitas por la Ciudad de México, el Estado de México, Michoacán, Chiapas y Chihuahua.

Y el resultado fue satisfactorio, porque el jefe del Ejecutivo felicitó al general Miranda, quien la noche del jueves devolvió la cortesía con un “misión cumplida, señor Presidente”.