MORELIA, Mich., 16 de febrero de 2016.- Entre gritos y aplausos los feligreses despidieron al papa Francisco del Estadio Venustiano Carranza para dirigirse al primer cuadro de la ciudad.

Al grito de ¡que se quede!, ¡que se quede!, fue como los asistentes despidieron al jerarca de la Iglesia Católica tras haber sostenido un encuentro con seminaristas y religiosos.

Durante el transcurso, los integrantes de la valla humana contenían a las personas que intentaban acercarse al papa Francisco. De igual forma, elementos de seguridad resguardaron el paso de Francisco por la avenida Acueducto.

Se espera que en próximos minutos arribe al Centro Histórico para recibir las llaves de la ciudad de manos del edil de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar.