MORELIA, Mich., 16 de febrero de 2016.- Al momento cuando se despedía de los asistentes al encuentro con jóvenes en el estadio Morelos, el papa Francisco fue presa de algunos jaloneos de fieles que intentaban verlo más de cerca, acción que provocó su enojo.

Y es que cuando el Sumo Pontífice se acercó a despedirse y dar la bendición, fue tironeado, por lo que terminó cayendo encima de personas con discapacidad que se encontraban en primera fila tras las vallas.

Lo anterior provocó que Su Santidad alzara la voz contra quien lo jaloneó y con un “no seas egoísta”, reprochó la acción de esta persona, mientras que los escoltas del pontífice lo ayudaron a regresar a su lugar, mientras que claramente se pusieron en alerta.