MORELIA, Mich., 16 de febrero de 2016.- En medio de una gran excitación y efervescencia, Su Santidad, el papa Francisco ingresó al Estadio Venustiano Carranza, donde en un vehículo compacto dio la vuelta olímpica al complejo deportivo y saludó a miles de religiosos que esperan una cita litúrgica en unos minutos más con el Santo Padre.

Acompañado por el cardenal, Alberto Suárez Inda, el papa Francisco repartió saludos a diestra y siniestra a miles de seminaristas, monjas y curas que se apostaron tras las vallas de seguridad que resguardaban la pista de ratel, por donde circuló el máximo jerarca católico mundial acompañado de un fuerte dispositivo de seguridad.

Antes de subir al atrio para iniciar la celebración eucarística,  los miles de religiosos cantaron un himno como muestra de respeto a la investidura del jerarca católico.

Ataviado con vestimenta color hueso, el papa Francisco iniciará de un momento a otro la misa y el mensaje a los religiosos provenientes de las diversas diócesis del país bajo la imagen del Cristo crucificado y a un lado de la de Virgen María Inmaculada.