MORELIA, Mich., 16 de febrero de 2016.- Previo al arribo de Su Santidad, el papa Francisco, representantes de la Arquidiócesis de Morelia realizaron un conteo de 43 segundos en memoria de los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en septiembre de 2014.

También la convocatoria de los seminaristas  fue para elevar plegarias por las familias y los estudiantes desaparecidos, presuntamente a manos de la delincuencia organizada en el sureño estado de Guerrero.

Al unísono  de miles de religiosos contaron a todo pulmón el tristemente célebre número 43 como una muestra de rechazo a la violencia en México como reivindicación de la Iglesia Católica de tan lamentables sucesos, que aún se encuentran empantanados por dudosas investigaciones por parte de la PGR.