MORELIA, Mich., 17 de agosto de 2019.- Lo que surgió como un proyecto familiar, casi de entretenimiento, hoy en día se ha convertido en una sólida empresa que busca ampliar sus horizontes hasta el viejo continente. Se trata de la destiladora de agave que dirige Sergio Ehrlich Aguilar, que produce una docena de bebidas que compiten con varias de las más prestigiadas casas vinícolas.

Su bebida, por cuestión de marca y derechos, no puede llamarse tequila o mezcal, pero es un destilado de agave, procesado con los más altos estándares de calidad.

Don Sergio, tiene una experiencia de tres décadas en el mercado y hace 10 años al separarse de la compañía para la cual prestó sus servicios decidió junto con su esposa, (quien ya sembraba agave) e hijas, probar suerte como productor. Al inicio no fue fácil, pero poco a poco, con dedicación y entusiasmo fueron ganando terreno. El equipo y maquinaria fue diseñado por ellos mismos, ellos siembran, cortan, destilan, envasan y comercializan.

Entre sus bebidas espirituosas se encuentra el desfilado de agave D’Ortuño, reserva especial, blanco y destilado, Macehualli, Akenba, Jarabe Tekua, Licor de Hierbas y Licor de Café, entre otros.

Don Sergio, tiene confianza en que muy pronto sus bebidas, para orgullo suyo y de Michoacán, puedan comercializarse en Europa, de hecho, ya envió el primer embarque a Alemania y ahora está a la espera de posibles compradores.