MORELIA, Mich., 14 de abril de 2019.- La Arquidiócesis de Morelia anunció que este mediodía activó la Línea de la Vida para dar atención psicológica y espiritual a las personas que en un momento critico puede decidir entre el suicidio o la vida, así como a sus familiares.

Se trata de un equipo de psiquiatras, psicólogos y sacerdotes quienes, a través del número telefónico 4436190855, estarán dando orientación las 24 horas a las personas que necesiten ser escuchadas, informó Julio César Fajardo.

En la rueda de prensa que semanalmente ofrece al Arquidiócesis, se dio a conocer que la Línea de la Vida es parte de una estrategia denominada Arriésgate a Vivir ya que, según datos de la Secretaría de Salud, en lo que va del año se han registrado más de seis mil suicidios, de los cuales 80 pro ciento fueron cometidos por hombres.

Aunque Michoacán se ubica en el lugar 23 nacional en la comisión de suicidios, por debajo de la media nacional, la Arquidiócesis reconoce que debe trabajar para prevenir ya que entre las causas las principales del suicidio está la depresión y la violencia.

“Reconocemos que debemos trabajar no sólo en la consecuencia que es el suicidio sino en las causas que lo están provocando, por ello hacemos primeramente un llamado a todas las familias núcleo de la sociedad a volver la mirada sus distintos miembros y a otorgar la ayuda y apoyo necesarios y a las instituciones educativas a prestar atención en el alumnado en los síntomas”.

Explicó que la Línea de la Vida no es una ocurrencia, sino que buscaron la asesoría de médicos, psiquiatras, psicólogos y moralistas quienes los capacitaron sobre las tres etapas del suicidio: la idea, el plan y la ejecución.

“Lo que nosotros pretendemos o donde ellos nos explicaron que las personas buscan ayuda es precisamente en la idea; cuando aparece la idea del suicidio generalmente también aparece la ventana de la esperanza y son personas que buscan ayuda; hay estudios que muestran que sí buscan ser escuchados y es la fase donde nosotros pretendemos atender”.

La Línea de la vida está pensada para la persona afectada, pero también para los familiares a los que se puede dar orientación ya que es un mito no hablar del suicidio porque se inserta la idea, ya que libera la carga de la persona que puede tener esa idea, indicó Fajardo.