CIUDAD DE MÉXICO, 17 de febrero de 2016.- Monjas dominicas de la Congregación de María Madre de la Eucaristía provenientes de Texas y misioneras de la Congregación de María Dolores, originarias de Chihuahua, cruzaron sus caminos en la frontera de México y Estados Unidos por la visita del Papa a Ciudad Juárez.

De acuerdo con el diario El Universal, la madre María José Acosta viajó de Austin, Texas, a México solamente para estar presente en la misa con el Pontífice, mientras que la madre Martha Beatriz salió de su convento solamente para conocer el lugar exacto de la celebración litúrgica.

Ellas coinciden en su fervor por el religioso argentino, pero la madre Teresa no podrá asistir por motivos de salud. Reconoce que uno de sus mayores deseos era escuchar a Jorge Mario Bergoglio en persona, pero sus padecimientos hicieron imposible una espera de más de ocho horas al aire libre para estar en la misa masiva que ofrecerá el jerarca católico.

Más información en El Universal.