MORELIA, Mich., 13 de enero de 2019.- Una inversión por 10.37 millones de pesos aplicó el Gobierno del estado en la construcción y el equipamiento del Centro de Salud de Tzintzimeo, localidad perteneciente al municipio de Álvaro Obregón.

Durante la ceremonia de inauguración del Centro de Salud de Tzintzimeo, José Hugo Raya Pizano, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas (Scop), detalló que se destinaron 7.98 millones de pesos a la realización de la obra física, así como 2.39 millones de pesos al equipamiento.

Agregó que el espacio contará con una farmacia, área de archivo, sala de espera, consultorio de medicina general, estimulación temprana, área de estancia corta, entre otros, donde podrán acudir más de mil 500 beneficiarios.

Diana Celia Carpio Ríos, titular de la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), señaló que la localidad de Tzintzimeo cobraba con un consultorio médico en operaciones desde 1989, el que tuvo que ser derruido para poder edificar la nueva instalación.

Esto llevó a que durante la obra la población tuviera que recibir atención médica en un inmueble en condiciones inadecuada.

No obstante, a partir de ahora dispondrá de un espacio digno para su atención sanitaria, además de que el centro de interconectará con el Sistema de Registro de Salud, que integra más de mil 800 consultorios para la conformación de expedientes clínicos electrónicos.

Al tiempo, se pondrá en marcha la iniciativa De Corazón a Corazón, para lograr un acercamiento y mejor trato entre el personal de salud y los pacientes.

Por su parte, el gobernador Silvano Aureoles señaló que “por alguna razón” se tenía entre 30 y 60 años sin remodelación de la infraestructura física de salud.

Este rezago se ha abatido en los últimos dos años, con la intervención de 430 centros de salud, 800 casas de salud y 27 hospitales regionales, además de que se concluyeron 37 obras que sumaban hasta 10 años pendientes, y se regularizaron los apoyos que percibe el personal auxiliar de salud en las comunidades más alejadas.

Silvano Aureoles indicó que el próximo paso es dotar a los centros médicos con personal sanitario suficiente, ya que el estado enfrenta un desequilibrio, al tener una media de 2.8 trabajadores administrativos por cada médico o enfermeros contratados.

Aseveró que se pretende este año lograr la estabilidad laboral para aquellos médicos y enfermeros que trabajan bajo contrato, para reducir la incertidumbre respecto a su permanencia y el seguimiento a sus pacientes.