MORELIA, Mich., 14 de septiembre de 2020.- El comisario de Morelia, Julio Guillen, hizo un llamado a los ciudadanos para que no incurran en excesos durante sus respectivas celebraciones patrias, porque de haber queja de vecinos, podrían acabar la fiesta en los centros de detención.

El comisario explicó que el operativo cuenta con 150 elementos de la Policía Morelia, con apoyo de elementos de la Policía Estatal Preventiva y Guardia Nacional, además de los inspectores de mercados, que van a vigilar se respete la sana distancia en los comercios locales.

“El operativo va a consistir en recorridos preventivos en el Centro Histórico, boulevard García de León, Camelinas y avenidas donde hay centros nocturnos”, donde van a vigilar se mantenga la sana distancia y convivencia dijo, y si bien no habrá como tal alcoholímetro, aclaró que si se les marca el alto y se encuentran en estado inconveniente podrían ser sancionados.

“Esto no es con el fin de llenar los centros de detención, barandilla como comúnmente se conoce, la intención es hacerle saber de manera amable a las personas que se retiren, si es que están en una concentración, ingiriendo bebidas embriagantes o haciendo algún ruido en la vía pública”, añadió.

La recomendación es acatar las indicaciones que estén dando los oficiales de policía, porque la intención no es molestar, sino contribuir a mantenernos protegidos.