MORELIA, Mich., 16 de febrero de 2019.- Michoacán se encuentra dentro de los cinco estados del país con mayor incidencia de casos confirmados de dengue por cada 100 mil habitantes, reportó la Secretaría de Salud (SSa).

En su Informe Semanal de Vigilancia Epidemiológica, la dependencia federal notificó que en lo que va del año, en la entidad se han confirmado 41 casos, de los cuales 35 están catalogados como no graves y seis con signo de alarma.

Los municipios del estado en los que se concentran los 41 casos de dengue son: Lázaro Cárdenas (35), Zamora (uno), Tepalcatepec (uno), Múgica (uno) y los tres restantes se encuentran distribuidos en otros ayuntamientos.

Entre los estados con mayor incidencia de dengue por cada 100 mil habitantes se encentra Quintana Roo (3.08 por ciento), Chiapas (2.23 por ciento), Tabasco (1.86 por ciento), Veracruz (1.50 por ciento) y Michoacán (0.87 por ciento).

A nivel nacional se han registrado 519 casos confirmados de dengue, de los cuales, el 79 por ciento se concentra en entidades como Veracruz (124), Chiapas (123), Jalisco (61), Quintana Roo (54) y Tabasco (46).

Según las estadísticas de la dependencia federal, los casos de dengue no grave se ubican entre los grupos de edad de 15 a 19 años y los de signo de alarma entre los cinco y nueve años, y en más del 50 por ciento ocurren en mujeres.

De acuerdo con cifras de la SSa, el año pasado Michoacán registró un total de 321 casos confirmados de dengue, de los cuales, 312 fueron catalogados como no graves, seis con signo de alarma y tres graves.

El dengue es una enfermedad transmitida por la picadura del mosquito Aedes aegypti y sus síntomas incluyen: fiebre por arriba de los 38 grados y dolores de cabeza, retro ocular (detrás de los ojos), huesos y músculos, lo que causa limitaciones y discapacidad por algunos días.

Aunque actualmente no existe una vacuna para combatir el dengue, sí puede prevenirse adoptando diversas medidas como:

1.- Ordenar y mantener limpia la casa realizando revisiones, por lo menos cada siete días, en sitios donde pudiera haber criaderos.

2.- No dejar recipientes inservibles en patios o azoteas donde pueda acumularse el agua.

3.- Mantener boca abajo los recipientes servibles que no se estén utilizando para que no acumulen agua.