MORELIA Mich., 15 de septiembre de 2020.-Para el dirigente nacional del PRD, Jesús Zambrano, estos primeros dos años de gobierno morenista, son una farsa, un rotundo fracaso, que alimenta más los caprichos faraónicos del presidente Andrés Manuel López Obrador, antes de atender la grave crisis de salud y seguridad que enfrenta México.

Viejo conocido del tabasqueño, Jesús Zambrano sostuvo que su eje principal, el del ataque a la corrupción ha quedado a medias, pues ahí están las graves acusaciones de corrupción y enriquecimiento contra su hermano Pío López Obrador o su cuñada en Macuspana, por citar.

En entrevista con Quadrante, el ex diputado federal manifestó que la crisis sanitaria del coronavirus puso al descubierto la incapacidad del tabasqueño, pues es indolente ante los más de 71 mil muertos que registrar el país, los tres millones de desempleados que genere la pandemia y los 15 millones de mexicanos que no cuentan con ingresos para sobrevivir.

Lo calificó como un dictador que persigue a quien digiere de él y lo acusó de usar el púlpito presidencial de las mañaneras para golpear y politizar la agenda nacional.

Ahora acusa a los campesinos de Chihuahua de politizar el tema del agua, cuando el politizó todo durante 18 años.