Jóvenes irimbenses

Gerardo A. Herrera Pérez

Los jóvenes continúan viviendo con discriminación, estigmas y prejuicios; los que además enfrentan problemas que les impiden el ejercicio pleno de sus derechos, como violencia en general y de género, barreras para el acceso a la educación, falta de oportunidades laborales, desplazamientos forzados y migración, así como embarazos a temprana edad, entre otros, como articularse a procesos delincuenciales y en ocasiones estar vinculados a las adicciones. Su panorama es complejo y en el marco de la complejidad hay que atenderlo

Los jóvenes al ser un grupo en condiciones de vulnerabilidad, de conformidad con la Enadis 2017, Encuesta Nacional de Discriminación 2017, precisa que el 36% de quienes respondieron a la misma señala que sus derechos se respetan poco o nada; el 38% de mujeres y 39% de hombres encuestados manifestó su rechazo a la convivencia con personas jóvenes en el ámbito privado; 39.8% consideró justificado llamar a la policía cuando hay personas jóvenes reunidas “en una esquina”; 63% de hombres y 58% de mujeres estimó que la mayoría de las y los jóvenes son irresponsables y el 78% del total de participantes piensa que quienes no estudian ni trabajan “son flojos”, estigma, prejuicio, discriminación y violencia.

Hoy el Órgano Autónomo de Derechos Humanos, derivado de la invitación de la Dirección de la Instancia de la Mujer, estuvo trabajando con los jóvenes del Cbta No. 241 de Irimbo, lo que ahí encontramos fueron jóvenes responsables, jóvenes que están ocupados realizando tareas importantes para su formación, y también observamos a maestros y directivos comprometidos con sus funciones y en apoyo a los estudiantes, al evento que se convocó por parte de la directora de la Instancia de la Mujer para continuar reforzando las herramientas y habilidades de los jóvenes en favor de evitar las adicciones y la violencia.

Durante la disertación se abordaron diversos temas: los derechos sexuales y reproductivo, el proyecto de vida de los jóvenes, y el tema que es transversal a todas acciones institucionales: cultura para la paz.

Durante las reflexiones se hizo hincapié en la responsabilidad de la comunicación de los padres e hijos, así como de los jóvenes con los docentes de los cuales se puede aprender no solo los conocimientos, sino también de las experiencias que constituyen la sabiduría de las personas adultas.

Creo que debemos seguir insistiendo en la importancia de crear y desarrollar conciencia social entre la población, porque ya vemos que no basta tener los marcos normativos y las políticas públicas y desde luego las estructuras que realizan los mandatos de ley, porque continua existiendo actos de violencia, discriminación y de diferencia de trato social en contra de la población joven.

Por eso subrayamos la importancia de que las personas jóvenes hagan suyo el espacio público y lo defiendan de manera responsable para exigir sus derechos. Conocer y defender sus derechos y libertades les permite a los jóvenes el desarrollo de su potencial, sus habilidades educativas, laborales, culturales, sociales y su capacidad para fomentar el desarrollo económico, político y social de México.

Las actividades en la escuela concluyeron con las reflexiones sobre el tema de la prevención de la trata de personas y la entrega de materiales de difusión para los asistentes. En este sentido y con una anfitrionia extraordinaria del director del Cbta No. 241 Genaro Díaz Estrada y de la directora de la Instancia de la Mujer Karyna González Vieyra.

Por otro lado, también se trabajó con los alumnos de la Escuela Secundaria Técnica No. 9, en donde se disertaron sobre los temas de prevención de adicciones, trata de personas, acoso escolar y violencia de género. Adicionalmente se entregaron materiales de difusión.