MORELIA, Mich., 13 de junio de 2019.- Jubilados del Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana (SUEUM) se oponen a los planteamientos que ha hecho la autoridad nicolaita en materia de pensiones.

Antonio García, representante de los jubilados, expuso ante medios de comunicación que los jubilados no apoyan el que se pretende, dicen, limitar las conquistas establecidas en su contrato colectivo de trabajo.

Criticó que se estén dando acercamientos con los gremios para tratar de convencerlos de aceptar los lineamientos de modificación del régimen de pensiones y jubilaciones.

“A partir de que el rector Raúl Cárdenas Navarro se reunió con los dirigentes del SUEUM, para presentarles el contenido del Convenio del 21 de diciembre de 2018, mediante el cual se apoyó con 500 millones de pesos para cubrir los compromisos salariales del fin del año de 2018, se inició una nueva campaña para forzar la modificación del régimen de jubilaciones de la Universidad Michoacana”, expresó al leer un posicionamiento.

Afirmó que de aceptar estarían renunciando a lo que se tiene pactado en materia de jubilaciones desde 1939 y que forma parte de la Ley Orgánica de la institución.

“El rector dice que los derechos de los ya jubilados están salvaguardados, así como los de aquellos que ya cumplieron 25 años de servicios, y que con los demás, es decir con los que no han cumplido los 25 años de servicios, estarán tratando de consensuar y apegarnos a la normatividad”, indicó.

El representante expuso que quienes aún no cumplen 25 años de antigüedad laboral quedarían fuera de lo que se tiene contratado actualmente, es decir que ya no gozarían de la jubilación dinámica, que implica un aumento de salarios cada que lo obtengan los trabajadores en activo, y vitalicia.

Afirmó que el asunto del déficit de la Casa de Hidalgo no es responsabilidad de los trabajadores sino de malas administraciones y de las disminuciones que se han dado al presupuesto universitario.

Destacó que hay 650 trabajadores conocidos como de apoyo que no tienen ningún beneficio, prestaciones, ni seguridad social y que carecen de todo lo elemental para un trabajo digno.