MORELIA, Mich., 8 de febrero de 2019.- Al cumplirse ya 25 días de los bloqueos en las vías del tren en Michoacán, el sector empresarial sigue resintiendo los efectos negativos de las movilizaciones magisteriales.

La Asociación Mexicana de Ferrocarriles (AMF) ha expresado que es urgente que el gobierno atienda la situación y haga lo posible para que se encuentre una solución al conflicto.


Iker de Luisa, director general de la AMF, indicó que es necesario que se garantice el Estado de Derecho, ya que esto envía una mala imagen a los inversionistas, pues al ver este escenario sin solución, pueden descartar llegar con recursos a la entidad y al país.

“El mensaje que estamos dando a los inversionistas es de conflicto social, de falta de Estado de Derecho y de falta de gobernabilidad; esto es muy serio porque el inversionista es global, hay empresas de la India, de Dinamarca, de Estados Unidos, de Hong Kong, que tienen inversiones y estamos dando las malas señales para que no las inviertan en Michoacán”.

De Luisa consideró que los jóvenes son los que más se pueden ver afectados por estos conflictos, ya que en un futuro egresarán y buscarán opciones de empleo y ante este panorama adverso, el estado podría no ofrecerles lo que necesitan.

Siguió en la insistencia de que las autoridades estatales deben hallar el punto de concordancia con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), ya que su renuencia seguirá dañando la economía estatal.

“En la mesa deben estar todos, incluido el magisterio, y si funciona es porque los acuerdos están funcionando entre todos, y si no, las afectaciones ahí están; hay un clima antagónico a la inversión”, indicó.