MORELIA, Mich., 6 de diciembre de 2018.- Afectaciones menores son las que el Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana (SPUM) consideró que hubo ante el paro de 12 horas que se dio este miércoles en la institución.

Al ser cuestionado al respecto, el dirigente, Jorge Luis Ávila, señaló que esto es porque es periodo cercano a las vacaciones, y que por ello no habría necesidad de reponer las clases en las fechas que se prevé efectuar estos paros.

Indicó que desde que se planteó el tema de la protesta en la Casa de Hidalgo se determinó hacerlo sin afectar a los alumnos, o en su caso, no perjudicarlos en su avance de las clases que llevaban.

“Las clases están a punto de concluir, en enero empiezan los exámenes finales en las escuelas y facultades que llevan el ciclo semestral, es una parte que tenemos que decirles, que hemos sido muy cuidadosos”.

Sin embargo, no dejan de lado las exigencias a las autoridades para que les paguen sus salarios.

En tanto, continúan a la espera de conocer los resolutivos o avances que se les haya dado a las autoridades nicolaitas que este miércoles acudieron a la Ciudad de México a un encuentro con representantes de la Federación.

Hasta este miércoles, las noticias radicaban en promesas y compromisos de apoyo a las universidades públicas en crisis, pero no en la fecha en que recibirían los recursos para pagar los pendientes que se prevén complicados por los conceptos y montos que implica el fin de año.