MORELIA, Mich., 11 de julio de 2019.- Ante el incremento del 100 por ciento en la tasa de suicidio, al alcanzar en los primeros cinco meses del año 122 casos, en relación al año pasado en el mismo periodo, la diputada Sandra Luz Valencia demandó que la Secretaría de Salud emita y aplique un Protocolo de actuación para la prevención y tratamiento de la conducta suicida.

En una iniciativa de ley que presentó al pleno de la 74 Legislatura, la legisladora de Morena señaló la necesidad de que toda persona cuente con los medios y accesos a la salud mental y que no solamente en Morelia, sino los 113 municipios, esté disponible un número telefónico que apoye y brinde atención psicológica y emocional en casos de emergencia que impliquen riesgo de suicidio.

En su exposición de motivos indicó que, para el abordaje de este problema de salud, se requiere mejorar la formación de los profesionales de la salud y de los responsables sociales en salud mental; vigilar el acceso a los métodos suicidas en las instituciones educativas, poner en marcha medidas que incrementen la concienciación sobre salud mental en la población e implementar medidas para reducir los factores de riesgo suicidas.

La violencia familiar, la depresión, el medio ambiente, las rupturas amorosas, la ansiedad, el estrés, la soledad, la desesperanza, las exigencias sociales, los sentimientos de culpa y el rechazo, entre otras, son causas que llevan a una persona a quitarse la vida.

Valencia consideró que el suicidio es un acto prevenible si se detecta a tiempo, pero para ello se requiere que la familia y las instituciones, se coordinen para atender a tiempo el riesgo de suicidio, acto que calificó como de alto impacto ya que, por doloroso, marca la historia transgeneracional de la familia, pues deja una huella de culpabilidad, de desesperanza, de enojo, vergüenza y frustración.