MORELIA, Mich., 19 de noviembre de 2019.- Desde que se denunció el conflicto laboral entre los trabajadores del Hotel Virrey de Mendoza y la parte patronal del mismo, no ha habido un avance al mismo a pesar de la búsqueda de acercamientos.

De acuerdo con el abogado Juan Carlos Velasco, quien lleva el caso de los empleados que demandan reinstalación a su fuente de trabajo, ya se acumulan casi 10 meses de este lío legal sin que haya un acuerdo concreto.

“Después de 10 meses de un tema que se hubiera arreglado en 60 días si hubiera existido la voluntad de parte de la autoridad laboral, ya se tiene un laudo de parte de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje a favor de los trabajadores, ya está todo ganado”.

Afirmó que pese a ello aparecen personas que los trabajadores no conocen ni que han sido parte del juicio y que pretenden influir para bien de la empresa, cuando los empleados afirman no conocerlo, por lo que considera que esto es solo para prolongar el proceso y una posible solución.

“A todas luces se ve que está manipulado por la empresa, que es Rafael Alzate, que se dice dirigente de quién sabe qué organización porque averiguamos y no hay nada, eso es retraso y yo quisiera que independientemente de que venga el resolutivo, los trabajadores vayan con Rafael Alzate, pero no lo conocen, es un esquirol”.

Destacó que ante estas trabas la defensa de los trabajadores pugnará por lograr que la empresa responda por todos los adeudos que se siguen acumulando en materia salarial, independientemente de la acción penal que se analiza de parte de los abogados de la parte afectada.

“Estamos esperando que resuelva el juzgado de distrito, pero mañosamente meten un amparo directo y otro indirecto para ver cuál se entretiene más, pero están equivocados, la empresa virreynal que es la de los muchachos, le ha apostado mal, creyó que los iba a vencer por hambre, van 10 meses, por eso un mes o dos más que nos tengamos que esperar no va a pasar absolutamente nada”, destacó.