MORELIA, Mich., 9 de enero de 2020.- En la plataforma de juicio en línea del Tribunal de Justicia Administrativa de Michoacán (TJAM) se han iniciado 71 demandas, algunas de ellas ya resueltas, en menos de medio de año que tiene operando, afirmó el magistrado presidente Sergio Mecino.

Hasta ahora se ha detectado una sensible reducción del tiempo para resolver una demanda ya que a través de la plataforma el promedio es de tres a cuatro meses, ya que las resoluciones de un juzgado son notificadas a las partes a través de un correo electrónico, agilizando los procedimientos que en el sistema tradicional llevan varios días, indicó en entrevista con Quadratín.

Además de la optimización del tiempo, dijo que se están generando ahorros monetarios para los usuarios de la justicia administrativa porque en la plataforma tienen acceso a todo el expediente a cualquier hora los 365 días del año y no tienen que trasladarse al Tribunal como ocurre en el sistema tradicional.

El magistrado presidente señaló que además de la demanda se pueden realizar en línea todas las promociones que resulten dentro del juicio, pero solo en primera instancia, por lo que si hay alguna inconformidad con alguna resolución y quiere presentar una apelación tendrá que ser por la vía tradicional.

La expectativa para este 2020 es que se incrementen las demandas a través de la plataforma del juicio en línea y que esto se ve reflejado en una disminución en las demandas de juicio tradicional porque además del ahorro de tiempo y dinero para los usuarios también se reflejarán economías para la institución al dejar de utilizar papel, impresoras o tóner.

Mecino recordó que para iniciar una demanda en línea es necesario que el ciudadano o litigante se registre en línea con información básica como nombre, domicilio y número de teléfono y, en un plazo de tres días, acuda al TJAM o a alguna de las sedes que tiene en Zamora Uruapan Zitácuaro y Lázaro Cárdenas para que validar la información contra documentos.

Ese trámite que se hace por única vez y automáticamente se obtiene una clave para ingresar a la plataforma la cual genera la firma electrónica certificada, una facilidad con la que solo cuenta la plataforma del TJAM.