COPÁNDARO, Mich., 26 de octubre de 2020.- Debido al pandemia y a la falta de recursos, este año la producción de flor de Cempasúchil ha bajado mucho, pero se busca equilibrar con la oferta y la demanda, señaló Mirna Violeta Acosta, presidenta municipal de Copándaro de Galeana, quien recalcó que hizo falta en este tema, apoyo al campo del Gobierno del estado.

Aproximadamente son ocho toneladas de flor las que se dan por hectárea, y para el 2019 se cultivaron sobre 350 hectáreas. Para este año fueron solamente 200, lo que significa que 150 hectáreas se dejaron de producir en 2020.

A decir de la presidenta municipal, se pasó de tener 2 mil 800 toneladas en la zafra de 2019, a solamente mil 600. Sin embargo, hay una proyección, una estimación que tienen los productores sobre la derrama económica, la cual podría superar los 55 millones de pesos, esto por el hecho del incremento de la oferta y la demanda. En 2019, la derrama económica total fue de más de 30 millones.

Aunque el año pasado hubo una mayor producción de flor, el costo por manojo se podía conseguir hasta en 20 pesos. Hoy en día, que la demanda sigue siendo fuerte pese a la suspensión de algunas fiestas y actividades con respecto a la Noche de Muertos, el costo por manojo ronda los 50 pesos, aunque con el paso de los días ha ido bajando hasta llegar a los 35 pesos, por ello es esta estimación en derrama económica, aseveró la edil.

Hay un comparativo para analizar, explicó: en 2019, a diferencia de 2018, hubo una reducción del 20 por ciento en la producción, y ahora para el 2020 es de casi 50 por ciento, lo que implica que ha ido decreciendo, sobre todo ha tenido que ver la situación de la pandemia para este año.

Para el Día de Muertos en el municipio, se van a dar solamente dos horas de permiso a las familias para asistir al panteón a colocar su ofrenda, y después se retiren, explicó la alcaldesa, y dejó en claro que también el panteón municipal de Copándaro se arregla normalmente en esas fechas, al igual que la plaza principal, la cual será decorada a finales de octubre.

En relación al apoyo económico a productores de la flor, será más conveniente un apoyo directo del ayuntamiento a los productores, algo que es muy difícil porque no se tiene los recursos que se quisieran, externó, porque debido a los descuentos de las participaciones del estado, hay menos holgura, y por ende se puede apoyar menos a la gente, externó.

La edil dejó en claro que del año anterior no hay adeudos por parte del Gobierno del estado, sin embargo, de 2018 sí se les adeudan 2 millones y medio de pesos del Fondo de Aportaciones Estatales para la Infraestructura de los Servicios Públicos Municipales (Faeispum), aseveró, e indicó que estos son recursos de la gente, de los municipios, y no llegan.

Todavía hasta el 2 de noviembre pueden vender los productores, sería el último día de venta de flor, indicó; “veo muy difícil que se alcance a llegar a una derrama económica como se ha proyectado”, dijo, con todo y que hay acercamiento con los municipios de Lázaro Cárdenas, Santa Ana Maya, Pátzcuaro y Acuitzio, que siempre les compran, además de algunos diputados que piden para sus municipios, esas son las maneras en que los productores venden sus flores.

Copándaro es el municipio número uno en la producción de flor de cempasúchil en el estado, y esta actividad genera empleo a unas 4 mil personas, tomando en cuenta que para cosechar una hectárea, se necesitan alrededor de 20 trabajadores.