MORELIA, Mich., 27 de mayo de 2020.- La inminente desaparición del club Monarcas Morelia por ser vendido y trasladado a Mazatlán, ha generado un mal sabor de boca y tristeza en un sector de la capital Michoacán. Se escucha decir que llegará un equipo de otra categoría a la ciudad para no dejarla sin fútbol. En el caso que así fuera, ¿la gente apoyaría a este nuevo equipo? salimos a preguntar.

“Yo sigo al Morelia desde que tenía ocho años con mi papá, él es muy aficionado al Morelia, entonces nos llevaba a los partidos y prácticamente fue por él que empecé a seguir al Morelia”, señala Janet, una joven que se encuentra en uno de los portales de la ciudad, y que viste una playera de Monarcas. Dice que no sería lo mismo que llegara quien sea, porque el Morelia tiene raíces en la ciudad, no se trata solo de reemplazar eso, explica Janet.

Mario deja claro que no quiere otro equipo, “porque Morelia es de primera y no de segunda”, señala y dice que ya tiene más de 20 años siguiendo al Morelia y se siente mal de que pasen esas cosas, aunque reconoce que ya son decisiones de las directivas, y no queda más que apoyarlos; “nada más así es la gente; cuando uno los ocupa ahí está la afición, pero ya cuando van a tomar decisiones no la consideran”, señala Mario.

Rubí primero dice que no le gustaría que se fuera el equipo de la ciudad, el atlético Morelia, como anteriormente se conocía en la época de la Tota Carbajal. “Era un buen equipo y en años pasados sí me gustaba mucho cómo jugaba”, cuenta a Quadratín y dice que recuerda que le va al equipo de la ciudad desde que era niña, cuando tenía alrededor de ocho años. Dice que es muy difícil contestar si le iría a otro equipo que llegara a la ciudad, pero por lo pronto no quiere que se vaya el actual.

Para Víctor, “Monarcas es Monarcas y es un buen equipo, es complicado saber que se va, no queremos que se vaya pero qué podemos hacer”, señala.

Respecto a si apoyaría a otro equipo de fútbol que llegara a la ciudad, Víctor dice que sí aceptaría a ese nuevo equipo si es michoacano; “hay que aceptar lo que hay en Michoacán”, explica y asegura que es aficionado al equipo desde hace por lo menos 10 años.