MORELIA, Mich., 30 de marzo de 2019.- En Michoacán hay 17 mil trabajadoras domésticas, en su mayoría sin seguridad social, prestaciones laborales, salario fijo, vacaciones y otros derechos que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ya ordenó salvaguardar.

En el marco del Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar, Quadratín Michoacán presenta la información disponible a modo de estadística para conocer la situación general de este sector de la población.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) se estima que en todo México son 2.4 millones de personas que realizan el trabajo de aseo del hogar bajo contrato de particulares.

Según esta información, hasta 2015 el 91 por ciento de trabajadores del hogar son mujeres que trabajan en casas, mientras que el restante 9 por ciento son hombres que también realizan este trabajo principalmente en limpieza de oficinas.

En la actualidad se estima que solo el 19.5 por ciento de las trabajadoras del hogar se encuentran afiliadas al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), y 94 por ciento de las y los trabajadores domésticos no cuentan con un contrato de trabajo y prestaciones establecidas en la Ley Federal del Trabajo.

El sueldo y jornada de trabajo de las empleadas domésticas queda a criterio del patrón, y no gozan de vacaciones, pago de horas extras, utilidades ni seguro médico, en consecuencia no se tiene acceso a servicio de guarderías para los hijos ni a la generación de antigüedad.

De acuerdo con la Ley General de Salud las trabajadoras sólo pueden estar inscritas en el régimen voluntario, y cubrir sus propias cuotas obrero- patronales, y quedan también excluidas del derecho a guardería o prestaciones sociales, como la pensión.

En la memoria recogida en el repositorio de iniciativas de ley del Congreso de Michoacán se localizan dos iniciativas de ley, una del PRD y otra de Movimiento Ciudadano, abocadas a la búsqueda de la regularización y dignificación del trabajo doméstico.

En 2017 la comisión legislativa de Derechos Humanos, de la 73 Legislatura de Michoacán, pidió al gobierno federal ratificar el convenio 189 de la Organización Internacional de Trabajo (OIT).

Ni en México ni en Michoacán existe una ley específica que salvaguarde los derechos de las empleadas domésticas. En la actualidad siguen siendo referidas con nombres como: “muchachas”, “sirvientas”, “chachas” o “servidumbre”, lo que agudiza la desigualdad y discriminación.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) 2019, en Michoacán 2 millones de personas se cuentan entre la Población Económicamente Activa, de la que 69.1 por ciento se encuentra en la informalidad laboral.

En 2018, la Suprema Corte de Justicia de la Nación ordenó al IMSS que durante el primer semestre de 2019 implemente un programa piloto que tenga como fin diseñar y ejecutar un régimen especial de seguridad social para las trabajadoras del hogar en todo el país.