MORELIA, Mich., 19 de noviembre de 2019.-El gobernador Silvano Aureoles, aceptó que en proceso de extinción de la Junta de Caminos hubo yerros por parte del Ejecutivo y Legislativo al no tomar en cuenta las condiciones de origen.

El mandatario dijo que el Congreso debió aprobar la propuesta de extinción, tomando en cuenta que la Junta fue creada por decreto Legislativo y no del Ejecutivo.

Silvano Aureoles dijo que el tema de la Junta de Caminos se ha politizado y que hay actores dentro del propio Congreso que quieren sacar raja del asunto el encabezar la lucha de los trabajadores.

Dijo que el gobierno ya abrió una ruta de solución para los trabajadores, pero indicó que aun existe un grupo radical que se niega a reconocer la desaparición del organismo.

El perredista prometió que más allá de cuál sea el futuro de la Junta de Caminos, su administración velará por los intereses de los trabajadores, quienes no verán afectados sus logros laborales.

Reconoció que el gobierno tiene adeudos del pago de quincenas con los trabajadores de la Junta de Caminos, cuyo fideicomiso para su manutención se acabó en septiembre pasado.