MORELIA, Mich., 13 de agosto de 2020.- El único movimiento que hay en la colonia Defensores de Puebla es a las 7 y a las 13 horas, cuando entran y salen los alumnos de la Secundaria 13 y de la escuela Atenógenes Silva que están cerradas desde hace cinco meses y, sin embargo, está en el listado de las 63 colonias que están en riesgo alto de Covid 19.

¿Cómo llegó esta colonia a ese listado? Es un enigma sin explicación oficial que no nos cuadra a quienes vivimos en ella porque no acaba de conformarse desde hace 20 años, cuando el gobernador Víctor Manuel Tinoco donó terrenos a los trabajadores sindicalizados del gobierno federal quienes formaron una cooperativa que fracasó y, poco a poco, los beneficiarios han vendiendo, en propiedad privada, los predios.

Muchos de los terrenos siguen baldíos, varias de las casas construidas están desocupadas o en venta y aunque siempre hay alguna vivienda en construcción, la colonia no se consolida y no hay más movimiento más que el escolar.

Rebeca Hernández Marín/Quadratín

Una calle, la Justo Jurado, a una cuadra del libramiento norte, atrás del barco llamado Las Sirenas, es la única en la que hay varias tienditas de abarrotes, dos papelerías, dos carnicerías, una estancia infantil y hasta un anexo, en las que más bien se surten los vecinos del Infonavit Rafael Carrillo y Los Laureles

Es en esa calle donde inicia la Defensores de puebla, desde el camellón que la divide con el fraccionamiento Reforma y Ampliación Reforma y que sería uno de los accesos principales, pero por el que ningún automovilista se aventura desde hace cinco años porque el agua que baja de El Quinceo se llevó el asfalto y las administraciones municipales no lo han repuesto.

Rebeca Hernández Marín/Quadratín

La colonia es muy grande, desde la Justo Jurado hasta Capitán Juan Morales donde está la secundaria 13 que está cerrada por la emergencia sanitaria y donde hay una base de combis de la ruta Verde 4 B, en que la que desde marzo solo ven dos o tres unidades, cuando hay, aunque es la única que ofrece servicio de transporte público.

Hacia el oriente, de forma irregular llega, en la parte alta al Centro de Actualización Magisterial (CAM) y al sur al domo del DIF, instituciones en las que las actividades también están suspendidas desde marzo, donde está la otra entrada al asentamiento y que utilizan solo los residentes porque en todo ese territorio no hay ningún comercio ni se ofrece ningún servicio a excepción de algunos salones y jardines para fiestas.

Rebeca Hernández Marín/Quadratín

No hay manera de que haya concentraciones de personas, de que los vecinos convivan, ni siquiera de que se saluden porque no hay una panadería o una tortillería, menos un súper o una farmacia y ni hablar de un gimnasio, un restaurante o una cafetería.

Es el cerro, dicen los choferes de las combis con cierto desprecio cuando suben, pero es un bello cerro, al pie del volcán, a un lado de los respiraderos del majestuoso Quinceo, las tetillas de Morelia, lo sabemos quienes aquí vivimos.

Rebeca Hernández Marín/Quadratín

Lo que no sabemos es el criterio de la Secretaría de Salud para identificar a esas 63 colonias que están en riesgo alto de Covid 19 ya que la respuesta institucional es que es por el número de casos confirmados y el número de casos activos, pero no sabemos si es uno, cinco o 10, si es sobre número de pobladores o extensión territorial.