MORELIA, Mich., 10 de octubre de 2018.- Baches y otros desperfectos de las superficies de rodamiento son un problema para los automovilistas que diariamente circulan en Morelia, sobre todo el temporada de lluvias, cuando el agua favorece la aparición de nuevos baches y la extensión de los ya existentes.

Para reparar los daños que sufren las unidades vehiculares cuando caen en un bache, el ayuntamiento de Morelia opera un seguro de responsabilidad civil, conocido como seguro antibaches, mediante el cual se recupera para los usuarios de las vialidades los gastos derivados de las reparaciones que debieron hacer a sus unidades.

De acuerdo con Gabriel Prado Fernández, para acceder al seguro antibaches se requiere la comprobación de los perjuicios causados, a través de fotografías de los mismos y del bache que ocasionó las averías reclamadas.

Además, se precisa que el afectado presente el comprobante de identidad, de la propiedad del automotor y una cotización de los costos que tendrá la reparación de su vehículo.

Estos documentos, agregó, deben entregarse a la Secretaría de Administración, que llevará a cabo una revisión y en un plazo estimado de cuatro a cinco días procederá al pago de los daños reclamados.

La mayor parte de las peticiones de  indemnización recibidas por la dependencia comprenden ponchaduras de llantas y perjuicios a los rines, que se traducen en erogaciones promedio de 400 pesos a 500 pesos.

En los casos donde los daños son mayores, el plazo de resolución podrá ser más elevado, por causa de la realización de una verificación más detallada.

Gabriel Prado mencionó que el 80 por ciento de las reclamaciones obtienen una respuesta favorable; en el curso de los meses de septiembre y octubre se han registrado 100 solicitudes.

Agregó que el municipio destinó para el ejercicio fiscal 2018 un monto de 15 millones de pesos, de los cuales refirió no conocer la proporción que se ha asignado al momento a automovilistas afectados por baches y otros desperfectos.

Asimismo, reconoció que no cuenta con información referente a la vigencia del seguro contratado con una empresa del ramo, que inicialmente estaría previsto que permitiera solventar los costos de los perjuicios más graves.

El seguro antibaches es válido para los automotores afectados por desperfectos en las vialidades del municipio, con independencia de la jurisdicción de éstas.

La demanda del seguro antibaches, de acuerdo con el anterior secretario de Administración, Horacio González Velasco, decayó en el último año un 61.47 por ciento, de 109 a 42 solicitudes, una  situación atribuida en esa oportunidad a la mejora general del estado de las vialidades, no a la falta de difusión de este instrumento.