MORELIA, Mich., 8 de agosto de 2020.- Los eventos políticos en los que se convierten los informes anuales de labores de los diputados este año también se llevarán a cabo, pero no con las concentraciones masivas de simpatizantes, sino que el lucimiento será virtual.

Los legisladores ya están preparando sus informes que, por ley, deben presentar por escrito ante la presidencia de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, durante el mes de septiembre, pero que, en esta ocasión, ante el inicio del proceso electoral, serán entre la última semana de agosto y la primera de septiembre, aunque la ley únicamente establece que no pueden hacerse durante las campañas electorales.

Esa promoción no es considerada legalmente como propaganda, pero también tiene la limitante a siete días anteriores y cinco días posteriores a la fecha en que se rinda el informe y, en ningún caso puede tener fines electorales, aunque sí les sirve como escaparate a quienes aspiran a la reelección u a otro puesto de elección popular. 

Ese margen legal les permite a los diputados y, en general a todos los servidores públicos, aprovechar la ocasión para el lucimiento partidista y personal y, pese a la pandemia de Covid 19, este año no será la excepción, aunque no serán en actos masivos en teatros o salones sino a través de las plataformas del Congreso, radio y televisión y, sobre todo, en las redes sociales.

Así lo definieron ya los grupos parlamentarios de los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática, los cuales presentarán un informe como bancada y cada uno de sus integrantes en lo personal.

Los dos diputados del Partido Verde Ecologista, solo divulgarán sus informes en lo individual en redes sociales y los del Partido del Trabajo también están preparando informes virtuales individuales, pero todavía no definen si harán una presentación como grupo.

Los grupos parlamentarios de Morena y del Partido Revolucionario Institucional y de la Representación Parlamentaria aún no definen cómo lo harán, pero necesariamente tendrá que ser de acuerdo a la nueva convivencia que marca la pandemia de Covid 19.