MORELIA, Mich., 5 de abril de 2020.-  Un informe de logros pasados, que no presentación de estrategia de salud y económica  frente a la pandemia de coronavirus (Covid 19) y su impacto para el país, fue el mensaje emitido a la nación por Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, coincidieron analistas de agencia Quadratín.

Enumeración de acciones a emprender sin definir cómo se materializarán, ausencia de iniciativas concretas para paliar los efectos adversos que la contingencia sanitaria por el Covid 19 ya ha ocasionado entre la población, y riesgo de tardía aplicación de las mismas convergieron en la que, acotaron, pudo ser la oportunidad del mandatario de establecer liderazgo ante la pandemia que ha afectado más de 200 países y causado más de 1.2 millones de contagiados en el mundo.

Decepción por la no activación de estrategias puntuales y básicas, sino la presentación de cifras e indicadores generados en los últimos 16 meses, experimentaron “millones de mexicanos que hoy teníamos la gran esperanza de que el mensaje del presidente de la república fuera una estrategia de salud y que hiciera frente en el plano económico ante la pandemia del Covid 19… Hoy pudo ganar y ser un estadista, resultó que le ganó el ego y el hígado. En resumen: la estrategia, es que no hay estrategia”, expuso Christian Santiago Tapia, analista político.

Pocas acciones y concentradas en apoyos sociales y austeridad contuvo el mensaje del presidente de la república, “faltan los cómo, queda olvidado el sector empresarial, los programas se financian de los impuestos y sin un sector productivo será difícil la recaudación”, detalló Domingo Ruiz, abogado fiscalista.

Y es que, acotaron analistas, en el manejo de la crisis por el Covid 19 se ha mantenido la ausencia de proyectos para contener y luego revertir la afectación a los sectores productivos y los trabajadores: “En el anuncio de su plan económico, el presidente de la república habló de todo, menos de lo más importante en estos momentos de contingencia: la estrategia para la reactivación económica de nuestro país. Queda pendiente el rescate económico de micro, pequeñas y medianas  empresas; la creación de fuentes de empleo emergentes; el fortalecimiento de los acuerdos comerciales para que se inhiba la cancelación de exportaciones y el estímulo al consumo interno, así como apoyos para el fortalecimiento de la agroindustria”, lamentó Ana Brasilia Espino, abogada.

En tiempos de Covid 19, empresarios, banqueros y trabajadores han sido solidarios, pero se requiere de la solidaridad y del compromiso del gobierno, traducidos en claridad en los datos de contagios y defunciones por el Covid 19, seguridad social, prórrogas fiscales para mitigar la carga financiera de los sectores productivos, refirió Santiago Heyser Beltrán, economista.

“Señor presidente, le solicito a nombre de cientos de miles de pequeños empresarios que nos estamos ahogando por la caída caída brutal de la demanda de los bienes que producimos, que escuche a los economistas. La mayoría de las pequeñas empresas vivimos al día y cubrimos los salarios de nuestros trabajadores con el producto de lo que vendemos a diario. Usted cuenta con un buen equipo de especialistas en la materia y hay otros que comparten su visión incluyente y reivindicadora de los que menos tienen, que han manifestado que están dispuesto a sumar sus esfuerzos al proyecto que usted encabeza. Le pido los escuche”, reiteró Enrique Bautista, economista, agroindustrial y consultor.

“Sólo por hoy” México requiere de una política que exceda el “abrazos, no balazos”, señaló Lucy Vargas, economista, ya que “uno de los grandes pulmones del país”, los pequeños empresarios, “necesita un respirador, necesita estrategias económicas y fiscales, sólo por hoy no se necesitan besos ni abrazos”.

López Obrador “dejó pasar una oportunidad histórica de mostrar liderazgo y conducción. En su retórica adormilarte no habló del fondo de contingencia que se agenció ni tampoco de la gran bolsa que le dan con la desaparición de fideicomisos. Es como quitar las muletas al inválido para hacerle creer que los hará caminar con buenas intenciones”, consideró, Jorge Hidalgo Lugo, periodista.

“Andrés Manuel López Obrador tiró a la basura otra oportunidad para asumir el liderazgo que el país necesita. Se preocupó más por construir las clásicas frases para sus incondicionales seguidores que para establecer una estrategia contundente contra las crisis de salud y económica que padece el país”, coincidió Carlos Alberto Monge Montaña, director del sitio PostData News.

No sólo preocupa la falta de liderazgo, sino que ésta lleve a una implementación tardía de medidas que ayudarán a mitigar la crisis económica que ha derivado de la pandemia de Covid 19, como tarde se aplicaron los mecanismos de prevención y control del virus, ya que “probablemente, nuestro presidente no sabe o no quiere escuchar,  que en una crisis de muy poco sirve influir una vez ha pasado el tiempo límite y natural para ello”, afirmó Karla Cruz, consultora en imagen y comunicación política.

Un mensaje “sin novedades”, pese al reconocimiento de la incertidumbre, fue el mensaje presidencial, en el que “faltó autocrítica, no se anunciaron acciones disruptivas ni políticas anticíclicas, con el agravante de que no se prevén “medidas garantistas” ante “el peor paro educativo de la historia de México”, más allá de algunas becas y pensiones e inversiones en infraestructura educativa, ahora inutilizable por la pandemia, aseguró Horacio Erik Avilés Martínez, director de Mexicanos Primero en Michoacán.

De acuerdo con Emiliano Martínez Coronel, abogado, fedatario, catedrático de la ULSNH, “en este escenario poco alentador, el tiempo se agota para las grandes estrategias; aún hay tiempo de que Andrés Manuel López Obrador retome el liderazgo y conduzca a la nación a buen puerto. Unidad, solidaridad y esperanza deben ser las premisas, el presidente de Mexico tiene la palabra”.