• El PAN en su nuevo laberinto de traiciones y presiones
  • La debilidad de Romero Hicks, la ambición de Preciado
  • La sociedad Cordero, Meade, González Anaya y Arriola

Le tendieron varias celadas, pero ganó.

Rafael Moreno Valle es coordinador de la fracción del Partido Acción Nacional (PAN) en el Senado de la República pese a varias presiones.

Una de ellas del ex dirigente Damián Zepeda, quien por todos sus medios intentó aupar a Josefina Vázquez Mota en alianza conXóchitl Gálvez.

Pretendieron deshacer el acuerdo político logrado por el nuevo dirigente Marko Cortés con el ex gobernador de Puebla cuando le dio el impulso para el triunfo.

No pudieron.

Cortés demostró ser hombre de palabra.

Nada comparable con Ricardo Anaya, quien inclusive se deshizo de sus principales impulsores, el presidente Enrique Peña y el chihuahuense Gustavo Madero.

 

El primer mandatario le dio el impulso necesario cuando, hace seis años, se proyectaba como el joven maravilla y le consiguió respaldos priístas, verdes y de otros partidos para presidente de la Cámara de Diputados.

Y el segundo lo proyectó a coordinador, a secretario general del PAN, a presidente interino y al final a presidente estatutario en espera de recompensa.

Todavía espera.

PRECIADO, CERCA DE AMLO Y MORENA

Hoy la bancada senatorial del PAN tiene coordinador definitivo.

Donde seguramente no lo tendrá será en la Cámara de Diputados.

Así como Damián Zepeda fue muy cuestionado desde su autonombramiento por emular a su patrocinador Ricardo Anaya, por su falta de liderazgo y de democracia interna, en San Lázaro hay ebullición.

Al coordinador Juan Carlos Romero Hicks se le acusa también de ausencia de control en su grupo parlamentario, de personalidad para confrontar a los demás liderazgos y de ausencia de visión.

Por eso enfrenta muchas grillas.

Una de ellas es de Jorge Luis Preciado, ex coordinador del PAN en el Senado de la República y ex candidato dos veces –y dos veces derrotado por José Ignaico Peralta– a gobernador de Colima.

Está en su derecho.

¿Pero dónde está el problema?

En su cercanía con el equipo de Andrés Manuel López Obrador.

Información de uno y otro lado, del PAN y del gobierno en puerta, detallan cómo Preciado se ha acercado al presidente electo y al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Les ha anunciado su decisión de contender por el cargo de Romero Hicks y les promete: si no es aupado a esa posición, entonces analizará desplazarse hacia el partido propiedad de López Obrador.

-Tengo al menos siete diputados incondicionales que se irían conmigo –les dice-, suficientes para dar a Morena la mayoría calificada y facilitar todas sus reformas en puerta.

La traición está en marcha.

DESPACHO DE EX CUATRO SECRETARIOS

1.- El 21 de octubre anunciamos aquí la conformación de un despacho de ex miembros del gabinete.

Van en pos de la historia de Pedro Aspe, dijimos, quien ofreció asesoría a dependencias federales y gobiernos estatales y, gracias a su éxito, asoció su Protego con Evercore Partners.

Pues bien, todo marcha y pronto se anunciará la constitución es esa sociedad con cuatro integrantes de lujo: los ex secretarios hacendarios Ernesto CorderoJosé Antonio Meade y el aún titular José Antonio González Anaya, más Mikel Arriola.

 

Y 2.- poca información se presta a Oaxaca, pero aquí va un dato:

A sus inundaciones, temblores y pobreza tradicional –a ver cuándo se seca el árbol del Tule-, agrega una deuda de 30 mil millones de pesos heredada por Alejandro Murat de Gabino Cué.

Hay noticias: ya renegoció 16 mil millones a la tasa más baja del mercado.