APLAUSOS

Yo aplaudo a los votantes y a los que fueron candidatos en la elección del domingo por la civilidad mostrada. En mi opinión la autoridad municipal y los comisionados al proceso estuvieron a la altura y de allí los pacíficos resultados obtenidos.

En las campañas se acusa y se dice de la autoridad infinidad de cosas. Pero los hechos son los que hablan por sí solos y aunque no dudo que el gobierno en turno tuviera intensiones de inclinar la balanza en favor de algunos candidatos, tuvieron que abstenerse o ser muy “finos” puesto que no se observó abierto proselitismo oficial.

La alcalde Itzé Camacho en su momento pintó ralla de sus funcionarios que por su cuenta se involucraran, dejando a salvo los recursos materiales de la administración.

Diría que se ajustaron a la ley y la irrefutable prueba es que no hay denuncias de arbitrariedades que pongan en riesgo los resultados a favor de los que ganaron.

Insisto en reconocer el papel de las fórmulas, de los electores y de las autoridades responsables. Bien por la mayoría que aceptaron su lugar y hasta felicitaron a los electos.

Ahora el llamado sería que, en cada comunidad, los que ganaron provoquen hacer equipo con todas las planillas para que formen un conjunto de voluntades en favor de sus demarcaciones y que los habitantes acudan a los llamados de sus representantes inmediatos para mejorar sus entornos.

CABEZA FRIA

Hay que tener la mente fría para entender el fondo de lo que ocurrió el domingo, particularmente en la elección de jefes de las tenencias.

La definición es que no participan los partidos políticos. Pareciera entonces que los candidatos se auto proponen y quedan en manos de los ciudadanos.

La verdad es otra. Los que proponen y patrocinan son cabezas de grupos de los diferentes partidos. Al final de cuentas los ganadores de la elección no solo se deben a quienes por ellos votaron, sino especialmente a quienes los llevaron y apoyaron en el proceso.

Diría entonces que entre grupos de uno y otro partido midieron sus fuerzas y el resultado los lleva a posicionarse políticamente para de allí buscar crecer en su respectivo partido.

Morena demostró no tener grupos y a esto agregaría que aún no se ve como un partido político constituido.

Sus liderazgos en la base social no se asumen como miembros de tal o cual expresión morenista y hasta niegan sus simpatías hacia el partido que recientemente arrasó con votos el primero de julio.

El resultado final no da para mucho. Los grupos del PRI, además de escasos, no lograron sobreponerse a su imagen y a su pasado dejando en claro que carece de cuadros a ras del piso.

En todo caso la sorpresa nos la brinda el perredismo.

Silvia Estrada y Laura Carmona se ponen a la cabeza al interior del Sol Azteca logrando sus expresiones contundentes triunfos en puntos estratégicos del municipio.

Lo más sobresaliente del proceso sucedió en Las Guacamayas donde se alzó con la victoria el maestro Abel Toledo Serrano, conocido perredista y ahora alfil de Silvia Estrada Esquivel.

Le siguió en votos Mario Armando García Rico que, aunque en su momento lo negó, es un cuadro de peso en Morena. Apenas 235 votos la diferencia los separó del empate. El primero con 1,454, y el segundo con 1,219 votos.

Entre las once planillas lograron sumar 6,671 votos, más los nulos que no fueron para nadie. Tan solo los votantes de Las Guacamayas aportaron la mitad del global que fue de 13, 192 votos válidos en las seis tenencias.

Decía de la competencia entre Laura Carmona y Silvia Estrada. Las dos confirman su liderazgo en su propio terruño de origen.

Silvia Estrada deja lejos a su archi rival grupo antes dominante del ex alcalde Arquímides Oseguera que a través de Cecilio García lo mandaron al quinto lugar con apenas 498 votos.

En el Habillal la planilla de Norma Carmona y Jesús Vázquez obtuvieron holgado triunfo con 406 votos contra el segundo que logró 320.

En Buenos Aires se impuso la planilla encabezada por Vicente Solano con 1,062 contra 434 que logró el joven Fernando Elmer Barrera.

En La Mira Dionisio Rosales logra el triunfo con 935 votos contra 624 del señor Eudoro Tapia, en Playa Azul repite en la Tenencia Hilario Echeverria con apenas 284 votos contra 224 del señor Andrés Santos y en Caleta de Campos queda como nuevo jefe el ex Oficial del Registro Civil en esa comunidad, Pedro Barragán con 338 votos contra 198 de Domingo Vallejo.

La pregunta al nuevo jefe de Tenencia de Caleta es a quien reconoce en el patrocinio político puesto que tanto a los de Morena y a Silvia Estrada les dijo entregarles su corazoncito. Lo que al final importa, es que grupos, ex candidatos y ciudadanos se sumen, pero no es recomendable jugar a las escondidas cuando de política se trata.

Finalmente, y en términos de posiciones partidistas, los resultados predicen que las aletas perredistas se impusieron en cuatro de las tenencias, Guacamayas, Buenos Aires, Playa Azul y Habillal, en duda la de Caleta y en La Mira si tendría la calidad de candidatura sin militancia.

¿AGUAS MANSAS EN LA ADMINISTRACIÓN?

Eso parece luego de la crisis reciente. La alcalde supo digerir los sinsabores que le causo su cercanísima extesorera. Se enredaron, pero Itzé Camacho supo desatar los nudos.

Le faltan varios y debe actuar si no quiere enfrentar otra situación similar o que ahora sería peor por dejar sumar desaciertos.

Los cambios y reacomodos se dejan ver en Reglamentos, Desarrollo Social y Protección Civil, Informática está quedando a deber por el débil trabajo en el esquema técnico-informativo.

La deficiencia en Reglamentos llega al enojo de las autoridades de otros niveles que observan demasiada flexibilidad en horarios de cierre de centros nocturnos y la proliferación de venta de bebidas sin los debidos permisos.

Desarrollo Social ha dejado escapar varios programas de beneficio a familias por no tomar en serio la importancia de su trabajo. Con esta fría actitud causa perjuicios a la administración, pero más a las familias que se quedan sin los beneficios.

Protección Civil sigue perdiendo peso ante estratos sociales que venían siendo prioridad para prevenir percances mediante cursos de capacitación, amén de las deficiencias en los protocolos oficiales.

POR FIN ALZO LA VOZ

La diputada local, Teresa López Hernández alzó la voz en favor de este su municipio reclamando al gobernador la firma de convenios con la Apilac que tienen que ver con el movimiento portuario. Ojalá que hagan lo propio los que tienen representación política con origen en la región y que en una sola voz se distingan por bajar recursos y programas para abatir los históricos rezagos sociales.

En este tenor, la alcaldesa puede y debe aprovechar lo que en este momento tiene a su favor: dos diputadas locales, un diputado federal por el Distrito, un suplente del diputado que además es líder sindical en la administración y que le ha dado sobradas muestras de aliado, solo es cosa de respetar pactos y arreglos que en política son válidos y necesarios.

EJIDATARIOS Y LA MANO DE NAPO

Tuvo que intervenir el líder nacional de los mineros y senador por Morena, Napoleón Gómez Urrutia, a fin de que la empresa ArcelorMittal aflojara en sus abusos contra los ejidatarios de Playa Azul.

Las partes se dan un plazo de tres meses para negociar el usufructo de las tierras, aunque de entrada ambas se mantienen parados en las líneas que dieron origen al problema, pero sin bloqueos. Ojalá que nadie pierda en lo que convengan.

Por cierto, durante el pleito Mittal-Ejidatarios, la empresa hizo intentos de convenir el uso de puntos mineros de campesinos vecinos. Hasta ahora la empresa topó con piedra. “Nos ofrecen espejitos, pero ya no somos los que la empresa supone”; dijo un líder campesino que pidió no citar su nombre para evitar reclamos. ¿Y el IMPELAC para cuándo? ¿Quién atora ponerlo en marcha? ¿La prisa de antes se agotó con el cambio de administración? HASTA LA VISTA