Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Archivo

Futuro de la UMSNH/Alfredo Ramírez Bedolla

 
| 10 de noviembre de 2017 | 12:27
 A-
 A+

 

FUTURO PARA LA UNIVERSIDAD MICHOACANA YDE SAN NICOLAS DE HIDALGO.

 

Insolvencia económica de nuestra Universidad Michoacana, tema inconcebible en el denominado “estado de bienestar”, pero por desgracia la agenda neoliberal ha impregnado a tal nivel la agenda pública, que existen voces que celebran que desaparezca ese estado de bienestar, al desmantelarse el estado de bienestar se degrada la misión del Estado moderno, los gobiernos abandonan sus responsabilidades fundamentales, se degrada el bienestar general, sufre la población la mala calidad en servicios elementales en salud y educación, se niegan oportunidades para todos, es así que nuestra Universidad es parte de este sufrimiento, más aún la UMSNH es una institución insignia, orgullo y motor del espíritu de desarrollo para nuestro estado, en la Universidad Nicolaíta se ubica uno de los baluartes de esperanza para sacar a nuestro estado del retraso y la pobreza, quizá es uno de los pocos elementos que puede servir de columna a un renacimiento de Michoacán, si perdemos la Universidad perderemos el presente y declinaremos la aspiración a un mejor futuro, en pocas palabras estaremos condenados.

Señalamientos de que debe reformarse el sistema de pensiones y ajustarse al modelo empresarial, ha sido el discurso monolítico del gobierno federal y la receta de los organismos internacionales como la OCDE y FMI, la Rectoría se encuentra atrapada y subyugada a ese único proyecto de contrarreforma, pero veamos a detalle y con sustento informado en documentos por qué esta hoy noviembre de 2017 la UMSNH insolvente en su caja.

Revisando  los datos oficiales podremos darnos cuenta de una realidad fría, sustentada en números presupuestales, para ello revisaremos tres factores financieros; presupuesto asignado en 2016-2017, monto de subsidio por alumno y política de inversión del gobierno federal a las universidades públicas:

Presupuesto anual; reducción de 391 millones de pesos del presupuesto anual para el ejercicio 2017 de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, un menoscabo del -13.27%, es así que el presupuesto del año 2016 fue de 2,946 millones de pesos y para este año 2017 se aprobó un presupuesto de 2,555 millones de pesos. Claramente se ve el desdén y desinterés del gobierno estatal y especialmente de los Diputados Locales quienes aprobaron este amargo y magro presupuesto, bien se dijo en su momento que esa reducción presupuestal dejaría a la UMSNH en una estado de salud al borde de la muerte, en contrasentido del estado de bienestar, de la constitución, del sentido común, de la ética. En contrasentido los diputados locales se aprobaron para este mismo año un amento en su presupuesto de 403 millones de pesos, es decir le quitaron presupuesto a la Universidad y aumentaron su presupuesto propio, condenaron a la Universidad una crisis nunca vista y en pleno centenario de su fundación, la hipocresía del congreso del estado es tal que le otorgaron a la universidad solo dos títulos de papel centenaria y benemérita, cuando lo que merece es decreto federal de Universidad Nacional. Con lo anterior queda plenamente demostrado el origen directo y mediato de la lamentable situación que sobrevive nuestra máxima casa de estudios.

Monto de subsidio por alumno, al respecto retomo lo señalado por el investigador de la UNAM Javier Mendoza Rojas en un análisis del financiamiento a universidades públicas estatales (2015): “el subsidio por alumno constituye un indicador del grado de equidad en el financiamiento de la educación superior. El subsidio público a las UPES tiene un fuerte componente histórico, con un fuerte carácter inercial para los años posteriores. Las fuertes disparidades existentes en el indicador son muestra de la inexistencia de criterios racionales para el financiamiento público a las universidades”, algunas cifras de este estudio señalan que la UMSNH paso de recibir 121 millones de pesos en 2007 a recibir tan solo 56 millones en 2012 del Fondo de Apoyo para Saneamiento Financiero de las Universidades Públicas Estatales, estando la UMSNH por debajo de la media nacional en subsidio por alumno, datos específicos establecen para 2012 subsidio por alumno de la UMSNH por $38,476.00, Universidad de Guanajuato $59,446.00, Universidad Autónoma de Yucatán $81,368.00 y la UNAM por encima de los $100,000.00, Con estos números queda evidenciada la desventaja que tiene la UMSNH ante otras universidades y que es en sí mismo un factor que la debilita frente a la demanda constante de nuevos ingresos de jóvenes, existe pues una fuerte discriminación entre las universidades a nivel nacional.

Política de inversión del gobierno federal a las universidades públicas, en relación a los recortes presupuestales a nivel federal promovidos por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público por el orden de los 37 mil millones de pesos, a las universidades públicas estatales (UPES) del país, 10 rectores señalaron en un desplegado del año 2016, que con la reducción del presupuesto aprobado por los legisladores federales, se verán afectadas las relaciones laborales con el sindicato y el cumplimiento en materia de becas, con lo que se afectará la operación de las propias universidades. Ante ello podemos resumir en una palabra la política del gobierno de Peña Nieto para con las Universidades Publicas del País: Abandono.

Insistir en Universidad nacional, nuestra universidad en justicia histórica y social tiene los suficientes y sobrados méritos para ser decretada como universidad nacional: Universidad Michoacana y Nacional de San Nicolás de Hidalgo, conservando en plenitud su autonomía, con ello lograremos salir de la perversa discriminación de recursos contra nuestra máxima casa de estudios y a la vez ser voz solidaria con las demás universidades estatales. La Universidad Nicolita es el origen de la ideología y la acción que impulso la independencia de México, aporto las bases de libre pensamiento que motivaron en Morelos los Sentimientos de la Nación y la concepción de la división de poderes, por otra parte, el carácter popular de nuestra Universidad ha permitido que estudiantes de todo el país cursen sus estudios, ese espíritu es indeleble y debe ser perdurable.

Comentarios

Notas relacionadas

Principales