LÁZARO CÁRDENAS, Mich., 12 de diciembre de 2017.-El recién nombrado director de la Administración Portuaria Integral de Lázaro Cárdenas (Apilac), José de Jesús Orozco Alfaro, descartó que hayan procedido los señalamientos de corrupción que se dieron en su contra por medios de comunicación de Colima cuando él ocupara la dirección del puerto de Manzanillo, puesto que “no tiene ningún tema pendiente en ese sentido”.

Lo anterior lo afirmó en rueda de prensa durante su presentación oficial, donde fue cuestionado por periodistas de esta región acerca del fuerte  movimiento de droga que hubo en Manzanillo cuando él ocupó el cargo de director en esa región, así como de desvío de recursos cuando ocupó la Secretaría de Finanzas de dicha entidad, por lo que reconoció que recibió información del Órgano Superior de Fiscalización donde se le apuntaron unas cuestiones que fueron atendidas ante la Comisión de Hacienda y a la Comisión de Responsabilidades.

“No tengo un tema pendiente en ese sentido, simplemente si se hubieran hecho efectivos tales señalamientos no hubiera habido la propuesta para que un servidor estuviera aquí, ni aún en ese escenario  no hay nada”, titubeó Orozco Alfaro ante los cuestionamientos por las presuntas responsabilidades en actos ilícitos.

El también político emanado del PRI que recién asume la titularidad del puerto que se prevé sea el de mayor movimiento en el Pacífico por la denominación por el gobierno federal de la Zona Económica Especial, fue vinculado en el 2009 con Mario Anguiano Moreno, ex presidente municipal de Colima, quien a su vez se presume está señalado por nexos con el narcotráfico con cárteles del Chapo Guzmán y los hermanos Amezcua.