MORELIA, Mich., 13 de junio de 2019.-   Alrededor de siete mil 168 toneladas de materiales de desecho y azolve se han extraído del río Grande, mediante la campaña de limpieza emprendida como medida para buscar mitigar el riesgo de desborde del cauce, así como de encharcamientos severos e inundaciones en asentamientos aledaños, señaló Esteban González Luna, director de Residuos Sólidos.

Detalló que desde el 24 de mayo pasado arrancaron las acciones de limpieza en el río Grande, con la operación de una draga, donde al corte del 13 de junio se han retirado en promedio 448 toneladas de residuos sólidos por día.

Esto implica el requerimiento de cerca de 32 traslados con unidades recolectoras, con una capacidad estimada en 14 toneladas por vehículo por traslado.

Esteban Luna agregó que el grueso de estos materiales se conforma por lodo, vegetación muerta, residuos sólidos urbanos, algunas llantas y un refrigerador, los que se acumulan en el cauce del río Grande y crean tapones que impiden el flujo del agua, propiciando acumulación del líquido y crecimiento de su nivel.

Debido a que la limpieza del río Grande se prolongará por entre una y dos semanas más, se prevé que la cantidad total de basura retirada del cuerpo de agua pueda ascender a alrededor de 14 mil toneladas.

Tras el arranque de la temporada de lluvias correspondiente a 2019, el ayuntamiento de Morelia ha instrumentado acciones de retiro de basura de ríos, drenes, canales, drenajes y alcantarillas, para abarcar siete frentes de intervención.

Además, se atienden los cárcamos de bombeo de los drenes Los Itzícuaros, Barajas y Mora Tovar, y los ubicados en las inmediaciones de las colonias Las Higueras, Carlos Salazar, Tres Puentes, Prados Verdes y Jacarandas, y la calle Guillermo Prieto.

Al momento, estas actividades han resultado en la extracción de 15 mil toneladas de basura, de las cuales poco menos de la mitad se encontraba en el río Grande.