Debido a la alta demanda de las personas privadas de la libertad por concluir su formación básica y media superior del penal de Maravatío, el Instituto de Infraestructura del Estado de Michoacán invirtió cerca de 600 mil pesos para la construcción de un aula.