MORELIA, Mich., 10 de octubre de 2018.- La Secretaría de Cultura de Michoacán (Secum), realizó la reapertura de la librería de la Casa de la Cultura de Morelia, que por cerca de un año estuvo cerrada por situaciones personales de quien la tenía concesionada.
Jesús del Río Ramírez, responsable de ese recinto, manifestó que hay miras de convertirla en una biblioteca para que no sea, dijo, un “escaparate de textos inútiles”.
Durante la presentación, del Río Ramírez recordó cuando se abrió el espacio, “fue uno con los eventos más importantes de la Casa de la Cultura; hoy es lo mismo”.
Un espacio como éste, dijo, es un rincón de la vida donde el conocimiento está esperando ser descubierto. Expresó que era un lugar idóneo porque hay jóvenes incipientes y adultos también que esperan el conocimiento y no han encontrado dónde hacerlo, con quién y cómo.
“La idea es que esta librería en algún momento pueda convertirse en una biblioteca por el acervo y la dinámica que debe tener”, y en esto, dijo, deben vincularse directamente con el Departamento de Literatura de la Secum y con otras instituciones, “para que esto pueda ser real y sirva de algo y no sea un escaparate de textos inútiles que nadie va a conocer”.
Por su parte, Silvia Figueroa Zamudio, titular de la Secum, quien adelantó que el próximo viernes estarán presentando la biblioteca virtual de Michoacán, dijo que recientemente estuvieron en Cherán, y una de las cosas que le solicitaban eran libros, “pero no libros en papel; en Cherán ya quieren libros virtuales con nueva tecnología”.
La funcionaria dijo que eso se atenderá, y se hará a través de la biblioteca virtual de Michoacán para dar a conocer la plataforma y cómo se navega, así como hicieron con la plataforma Uandari, presentada hace unas semanas, la cual dijo, ya se está replicando en Veracruz y en San Luis Potosí, al igual que el programa de Cultura para la paz que se retomará de Michoacán.
Finalmente, reconoció que los proyectos a veces se detienen por cuestiones burocráticas, y eso es algo que le ha molestado mucho. Ante eso, manifestó que era un honor poner al servicio de jóvenes, niños y viejos el acervo que se produce desde la Secretaría de Cultura.