MORELIA, Mich., 21 de noviembre de 2019.- Con el propósito de fortalecer las acciones de prevención y detección oportuna del cáncer basado en las estrategias de atención primaria a la salud, así como disminuir los índices de morbimortalidad y favorecer el bienestar de la población, esta mañana se declararon formalmente inauguradas las actividades del II Congreso Nacional y V Congreso Estatal de Salud Pública en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), organizado por la Facultad de Salud Pública y Enfermería en conjunto con la Asociación Nacional de Profesionistas en Salud Pública.

Con la representación del rector Raúl Cárdenas Navarro, la Directora de Control Escolar, Josefina Valenzuela Gandarilla, consideró que el cáncer ha sido una de las principales causas de mortalidad a nivel mundial y un grave problema de salud pública en las últimas décadas, además de que por los altos costos que representa su tratamiento ha puesto en alerta a los diferentes sistemas de salud.

Estos altos costos -dijo- afectan principalmente a los sectores más vulnerables, por ello, la Organización Mundial de la Salud ha establecido directrices enfocadas en la reducción del riesgo, diagnóstico precoz y un tratamiento oportuno y adecuado a fin de reducir la mortalidad y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

La Universidad Michoacana como institución de educación pública, añadió, busca contribuir a la solución de los problemas de salud mediante la formación de Licenciados en Salud Pública, que como parte de los equipos de salud ayuden a desarrollar políticas públicas para promover la prevención y la detección oportuna de enfermedades.

En tanto, para la Directora de la Facultad de Salud Pública y Enfermería, Adriana Calderón Guillén, la dependencia académica continúa formando los profesionistas que coadyuven en la transformación del panorama epidemiológico de los diferentes padecimientos que aquejan a nuestra sociedad.

En el país, dijo, las enfermedades crónicas se detectan tardíamente que cuando se atienden ya requieren de una asistencia hospitalaria prolongada y costosa, tal es el caso del cáncer en el que se estima que el 60 por ciento de los casos pudieron ser prevenibles o detectados a tiempo.

Por ello, es necesario retomar acciones de atención primaria a la salud, diseñar estrategias, promover y concientizar a la sociedad para que desde la infancia se adopten estilos de vida saludables para mejorar la calidad de vida y abatir la morbimortalidad que hoy aqueja a la población.