MORELIA, Mich., 15 de junio de 2021.- Ante la reciente incidencia de enjambres sísmicos registrados en el estado, especialistas de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) emitieron su postura sobre el tema.

Sobre ello, tres expertos del Instituto de Investigaciones en Ciencias de la Tierra coincidieron en que estos hechos por el momento no representan mayor riesgo para la ciudadanía.

“Por el momento este enjambre sísmico no representa ningún peligro que se considere inminente; los sismos no se pueden predecir, por lo tanto, no sabemos cuánto tiempo durará este enjambre y tampoco si pudiera ser precursor de un sismo de mayor magnitud o de actividad volcánica en un futuro”, expresó la doctora Martha Gabriela Gómez.

Recordó que Michoacán es un estado altamente sísmico afectado por sismos de subducción e intraplaca, y en el caso de la región del Paricutín ha habido enjambres sísmicos en 1997, 1999, 2000, 2006 y 2020, que ha durado varias semanas.

“El actual enjambre sísmico comenzó el 30 de mayo, y hasta el día de hoy se han registrado aproximadamente 450 sismos según el Servicio Sismológico Nacional; cabe resaltar que esta actividad está disminuyendo paulatinamente”.

En este encuentro estuvieron Ricardo Vázquez y Jesús Arturo Muñiz, investigadores nicolaitas, y quienes pidieron mesura en la interpretación de los enjambres sísmicos, pues la sismicidad es algo constante en la región en la que se ubica el estado y no indica tajantemente que nacerá un nuevo volcán.

Consideran que se debe mantener la investigación sísmica y volcánica en la entidad para caracterizar las fallas potencialmente sísmicas y comprender mejor la actividad sísmica.