Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
alejandro-contreras
Foto: Alejandro Hernández/Quadratín

Ha pagado Michoacán 75% de la deuda para con papeleros

Cristian Ruiz/Quadratín
 
| 19 de octubre de 2016 | 11:27
 A-
 A+

MORELIA, Mich., 18 de octubre de 2016.- El presidente de la Asociación de Papeleros de Michoacán, Alejandro Contreras Cedeño informó que el gobierno estatal ha logrado liquidar el 75 por ciento del adeudo de 40 millones de pesos que presenta con estos empresarios, que los surtieron de útiles escolares durante el ciclo 2015-2016.

En rueda de prensa, Contreras Cedeño comentó que este acuerdo surgió a partir de reuniones con el gobernador, Silvano Aureoles, y el titular de la Secretaría de Finanzas, Carlos Maldonado, quienes acordaron liquidar de forma paulatina este adeudo que los papeleros venían exigiendo desde hace nueve meses.

Asimismo, refirió que, de continuar con este compromiso y cumplimiento de los pagos, estiman para diciembre poder saldar la deuda con las 550 papelerías que se beneficiaron con el programa y quienes estuvieron sufriendo ante este atraso.

Sin embargo, lamentó que el programa de Útiles Escolares 2016 no ha sido lanzado debido a las complicaciones que tiene el estado, principalmente por las manifestaciones y tomas de oficina en el sector educativo.

Ante ello, mencionó que han solicitado una reunión con el nuevo titular de la Secretaría de Educación del Estado (SEE) Alberto Frutis Solís para comentarle sobre este tema, además de que se han mantenido pláticas con el Comité de Adquisiciones del Poder Ejecutivo.

Por último, dijo que por el hecho de que no se haya lanzado todavía el programa los papeleros dejan de percibir un ingreso, pues el esquema tiene un costo de 80 millones de pesos, pero los más perjudicados son los estudiantes que no han recibido los útiles.