Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Joven nominado al Nobel dice que México sigue vivo

Redacción/Quadratín
 
| 19 de marzo de 2017 | 12:30
 A-
 A+

CIUDAD DE MÉXICO, 19 de marzo de 2017.- Daniel tiene un sólo objetivo en la vida: que el mundo sepa que México sigue vivo. A sus 19 años le ha tocado vivir en un país convulsionado por la violencia; plagado de muertos y desaparecidos. Ha escuchado a lo largo de su vida, dice, que México está acabado, pero “el corazón de este país sigue latiendo”.

Explica El Universal que, Daniel Rodríguez Pérez es un joven hidalguense de piel blanca y pelo castaño. Gusta de vestir camisas con bordados indígenas, de Ixmiquilpan, de Tenango o de Tepejique. Las usa, platica, porque le dan identidad. Daniel, además, forma parte de los 318 nominados para obtener el premio que otorga la Fundación Nobel. Él, junto con el padre Alejandro Solalinde Guerra, son los dos únicos mexicanos considerados para este galardón que se otorga en Estocolmo, Suecia desde 1901.

A los 15 años, Daniel supo que su camino sería la defensa de los derechos humanos. A esa edad empezó a promover lo que llamó Reforma Social, una iniciativa encaminada a recomponer el tejido comunitario. Inicialmente, Daniel planeó su proyectó pensando en trabajar con pueblos indígenas, mujeres y diversidad sexual. Con el tiempo, la iniciativa evolucionó y se dividió en tres etapas diferentes: educación para la paz, formación en derechos humanos y el fomento de la responsabilidad social. Fue con esta última etapa con la que ganó el primer lugar del Premio Estatal de la Juventud en 2014. Ese mismo año se capacitó como voluntario en derechos humanos.

Desde entonces Daniel comenzó a llevar los derechos humanos a escuelas de la región de Tula. Fue por este trabajo que su maestro Juan Gabriel Zamora, presentó su postulación al premio Nobel. Daniel estudia Derecho de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, pues por cuestiones económicas tuvo que dejar el Instituto Tecnológico de Monterrey.

Más información El Universal