CIUDAD DE MÉXICO., 19 de mayo de 2020.- Las abejas son indispensables en el equilibrio de los ecosistemas y en la subsistencia de la humanidad, pues además de polinizar el 90 por ciento de los cultivos que nos alimentan, los productos de la colmena, como propóleos, jalea real, polen, veneno y cera, son importantes en nuestra vida diaria, afirmó Tonatiuh Alejandro Cruz Sánchez, académico de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán de la UNAM.

De acuerdo a un comunicado de la UNAM , sin las abejas, “84 por ciento de las más de 200 especies de cultivo se verían afectadas, y de éstas, 100 proporcionan el 90 por ciento de los alimentos en el mundo. La humanidad enfrentaría entonces un problema de desabasto de alimentos”, advirtió.

En el marco del Día Mundial de las Abejas, que se conmemora este 20 de mayo, el responsable del Laboratorio del Servicio de Análisis de Propóleos (LASAP) de la entidad universitaria indicó que la importancia de los productos de la colmena radica en que aportan vitaminas y minerales, y tienen actividad antibacteriana y antiviral para el cuerpo humano.

“En la FES Cuautitlán hemos demostrado que los propóleos mexicanos tienen actividad contra dos virus causantes de enfermedades respiratorias”, lo que fundamenta su uso como preventivo, sobre todo en estos momentos de la pandemia, subrayó.

De igual manera, explicó que el veneno de abeja es probado para la COVID-19 y es una aportación importante en estos momentos en que no hay vacuna ni medicamentos contra el nuevo coronavirus.

“En días pasados, en la publicación científica Toxicon se dio a conocer que en China se realizó una encuesta entre cinco mil 115 apicultores, 723 de los cuales se ubican en Wuhan, epicentro de la pandemia, y ninguno presentó síntomas del padecimiento”.

Más información en Quadratín México