MORELIA, Mich., 21 de mayo de 2019.- El gobernador, Silvano Aureoles puntualizó que los reclamos de los alcaldes para exigir más recursos para seguridad pública deben ser dirigidos al gobierno federal y al Congreso de la Unión, pues son ellos los que reparten el dinero y enfatizó que el Estado no cuenta con la capacidad financiera para atender las exigencias de los munícipes.

Asimismo, dejó en claro que la Constitución obliga a los alcaldes a hacerse cargo de la seguridad de sus territorios y sus habitantes.

El gobernador ofreció continuar con el apoyo a los ayuntamientos en la medida de las posibilidades, pero destacó que hay muchos, como Buenavista, que no tienen el número suficiente de elementos o no los tiene certificados.

El mandatario recordó que en breve arrancará la segunda fase de la estrategia de seguridad y sostuvo que en tres años de gobierno, Michoacán ha mejorado su situación delictiva en relación con años pasados.