CIUDAD DE MÉXICO, 26 de mayo de 2021.- El Consejo Internacional de Monumentos y Sitios, ICOMOS-México, pide la intervención urgente del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y de la Fiscalía General de la República para frenar destrucción arqueológica y del patrimonio federal en Oztoyahualco, en Teotihuacan, emprendida por una empresa privada.

Refiere Milenio en su portal que al constatar el daño ocasionado a la ciudad donde los hombres se convierten en dioses por una construcción de lo que pretende ser  “un centro recreativo”, justo en el polígono B del sitio prehispánico, Saúl Alcántara Onofre, presidente de ICOMOS-México, organismo “A” de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), solicita la actuación inmediata de las autoridades correspondientes.

“Es importante la atención del presidente de la República, ya que con estas construcciones de estilo chatarra, Teotihuacan se volverá un relicto decadente y patio trasero del nuevo Aeropuerto de Santa Lucía. El municipio debe clausurar la obra. La afectación al paisaje cultural y a las visuales consagradas por la memoria se verán afectadas irremediablemente”, expone el miembro emérito de la Academia Nacional de Arquitectura.

En entrevista con Milenio, Alcántara Onofre sostiene que la Fiscalía General de la República debe intervenir de inmediato para detener “esta atrocidad”, que ya arrasó con los vestigios de una zona habitacional prehispánica, por lo que existe una denuncia penal realizada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia con fecha de 20 de abril de 2021.

Más información en Milenio